Click to enter
en

BREAKFAST WITH ORIOL BRUC

Qué nos contarias de ti en una frase.

“Y en la brisa de primavera que entraba por la ventana, el chico terminó oliendo a flores y geranios y perfumes que subían desde la calle y las notas de la noche italiana le contaron que el amor era una cosa maravillosa y eterna y que valía la pena luchar por él.”

¿Qué desayunas?

Un vaso de agua y un bol de cereales con leche de arroz (a veces dos hehe).

¿Qué te hace levantar de la cama cada mañana?

El hambre. Pero no literal, que también, si no una especie de ardor interno que me pide hacer cosas, las ganas de ver, de conocer, las personas a las que quiero. La vida en sí. Últimamente soy más consciente del valor y de la absurdez de todo, del poder de decisión que tenemos únicamente por estar vivos. Cada día es una nueva decisión, una nueva historia.

Cómo dicen en la cultura japonesa, cual es tu “Ikigai”, eso que te mantiene vivo por dentro.

He estado pensando cómo reducirlo a palabras, y supongo que podría ser la fuerza de creación, la necesidad de expresar. Es extraño, pero escribir o sentir cosas me da una gran fortaleza, le da un color especial a las cosas que hago, hace que le quite importancia a lo demás porque al hacerlo me ilumino por dentro, me vuelco, me siento vivísimo, saco lo que llevo y lo convierto en otra cosa. Me siento eléctrico de pensarlo. Y también lo que siento por los que me rodean, la calidez de los vínculos, sumergirse en los demás como piscinas de agua.

(ES) ¿En qué sueñas?

En poder dedicar mi tiempo a lo que me gusta hacer, y en sentir, sentir, sentir.

¿Cómo es un día siendo Oriol?

Pues depende del día, a veces es muy guay y otras aburrido o contemplativo. Suelo trabajar siempre por la mañana, cuando hay luz, aunque es por la noche y estando solo cuando apunto ideas sin parar, y siempre tengo algún momento para caer en el agua y nadar. Soy algo caótico y me gusta salir por la mañana y no saber qué más, esos son mis días favoritos.

¿Qué significa para ti una joya?

Para mí significa dos cosas: por un lado, reafirmar quién eres, qué sientes, qué quieres decirle al mundo sobre ti. Por otra un elemento mágico para guardar un sentimiento, congelar el momento exacto en una pieza y darle un sentido, un recuerdo, un valor. Una joya puede decir quién eres y qué sientes.

¿Nos recomiendas algo que no podamos perdernos?

Porque lo tengo reciente, diría The Wallace Collection en Londres (un sueño del rococó), “Big Little Lies” (que no había visto hasta ahora) y “To Wong Foo! Thanks for Everything, Julie Newmar”.

Más sobre Oriol y su libro en Mambo books.

Fotos tomadas por Naida C. Castel en Copasetic, Barcelona.
Oriol lleva el anillo ‘Faceted’ y ‘Irregular’, y la pulsera ‘Irregular’, todo en plata.

www.nccjewels.com